domingo, abril 21

El 70% de los jóvenes consulta sus síntomas en las redes cuando se encuentran mal | Salud y bienestar

Una joven come ensalada mientras usa la aplicación de contador de calorías en un móvil.Oscar Wong (Getty Images)

Por encima del dinero, el trabajo o el amor, lo que más valoran los jóvenes de hoy es tener buena salud. Una encuesta realizada a 1.500 adolescentes entre 15 y 29 años, revela que el bienestar físico y psicológico es su principal preocupación. El ejercicio, la salud mental y la alimentación son los temas que más les interesan. Para informarse de estas cuestiones, internet y las redes sociales son la segunda fuente de información a la que recurren, incluso antes que a médicos especialistas o sus propios familiares.

Dos de cada tres jóvenes encuestados se preocupan mucho o bastante por su salud. El estudio La innovación tecnológica aplicada al cuidado de la salud: La mirada de adolescentes y jóvenes realizado por la Fundación Fad Juventud junto a la farmacéutica Pfizer ha revelado la frecuencia con la que usan las tecnologías para cualquier asunto relacionado con bienestar. Por ejemplo, el 34% de los encuestados utiliza todos los días internet para cuestiones del cuidado de la salud. Tres de cada diez lo hace semanalmente. Es cierto que la pandemia de covid aumentó la preocupación por la salud, pero los jóvenes ya utilizaban desde antes de marzo de 2020 las herramientas tecnológicas para informarse sobre estos asuntos. “La preocupación ha descendido respecto al año 2021, pero las cifras no han vuelto a los niveles previos a 2020″, ha subrayado Anna Sanmartín, subdirectora del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, durante la presentación del estudio.

Cuando tienen dudas sobre prevención, cuidado o síntomas, consultan primero a su médico de cabecera, después investigan en redes sociales, luego hablan con médicos especialistas y relegan al cuarto puesto a sus madres. Principalmente, utilizan las tecnologías para cuidarse, prevenir y mejorar su bienestar y para fomentar un estilo de vida saludable. De acuerdo con el estudio, siete de cada diez utiliza las redes cuando presentan algún síntoma o no se encuentra bien. También cerca del 70% busca información sobre algún problema de salud consultando a alguien de su entorno.

Entre las herramientas que más utilizan en relación con la salud, las más empleadas son las apps de bienestar y seguimiento físico: contador de pasos (31,4%); alimentación (29,5%); menstruación (28,4%); y rendimiento físico o entrenamiento (26,7%).

Hay claras diferencias entre los intereses de las mujeres y los hombres de esta edad. Ellos usan más las tecnologías para consultar asuntos sobre actividad física (principalmente fitness y running) y para cuestiones de alimentación, como dietas y adelgazamiento. En cambio, ellas se interesan más por asuntos de salud mental, como la ansiedad, el estrés y la depresión; y de estética, como el cuidado de la piel y el cabello. Aparecen también entre sus intereses algunos problemas leves de salud, como dolor de garganta y resfriado, o temas de salud sexual y reproductiva. Los más buscados en la última categoría son la menstruación, las infecciones de transmisión sexual y el embarazo.

Los jóvenes, autodidactas en materia tecnológica, están acostumbrados a buscar herramientas y aplicaciones de salud y las usan para informarse por su cuenta. Y prestan atención a las páginas que están consultando para encontrar respuestas a sus preguntas. La investigación señala que depositan una mayor confianza en las webs o contenidos digitales avalados por organismos o profesionales sanitarios y confían más en la información proporcionada por profesionales que aquella ofrecida de manera general en internet y redes sociales. “La gente joven es cada vez más consciente de que hay bulos sobre la salud, pero no siempre ponen los medios para corroborar la información. Vamos bien encaminados en ese sentido, aunque haya cosas que mejorar”, dijo Sanmartín durante la presentación del estudio.

Los nuevos pacientes digitales

¿Por qué se informan más a través de internet? Siete de cada diez dice que les interesa más la información disponible en línea que la de su médico porque les resulta más cercana, clara y sencilla de consultar. La misma proporción señala que “es más visual y completa”, al ir complementada con vídeos o fotografías.

En torno al 56% dice que al seguir cuentas especializadas sobre salud considera que está más informado en asuntos relacionados con ella, y poco más de la mitad (52,7%) dice que encuentra antes la respuesta a sus inquietudes si lo busca en internet que si va al médico. Por último, más de uno de cada tres (35%) confiesa que lo hace también para evitar “consultas innecesarias” al médico.

Los jóvenes no buscan sustituir el sistema sanitario de salud por las tecnologías, pero tienen sus exigencias. Prefieren utilizar las aplicaciones digitales para gestionar sus citas médicas, acceder a resultados de análisis y archivos personales de salud o para tener consultas telemáticas. Por eso, cerca del 40% considera que sería un avance importante mejorar las plataformas digitales del sistema de salud y piden garantizar una atención sanitaria telemática de calidad. Entre las innovaciones que proponen, está también la mejora de la formación de los profesionales sanitarios en el uso de las tecnologías.

Puedes seguir a EL PAÍS Salud y Bienestar en Facebook, X e Instagram.