lunes, julio 22

Europa sobrevive a Estados Unidos en la primera jornada de la Solheim Cup | Deportes

Por la mañana, paliza de las golfistas de Estados Unidos a las europeas en la ronda de foursomes (cada pareja juega con una bola y se alternan los golpes entre las dos jugadoras) en la primera jornada de la Solheim Cup en Finca Cortesín (Málaga): 0-4. Por la tarde, resurrección europea en los fourballs (cada jugadora con su bola, puntúa el mejor resultado): 3-1 para un global tras ese primer envite de 3-5 a favor de las estadounidenses. El gran duelo sigue muy vivo cuando parecía que el torbellino norteamericano de las primeras horas tendría un efecto demoledor en el conjunto continental.

Fue una tormenta perfecta para América. Ally Ewing y Cheyenne Knight vencieron por 5&4 (cinco golpes de ventaja con cuatro hoyos por jugarse) a Charley Hull y Emily Pedersen en un duelo que nunca tuvo emoción en el marcador, desequilibrado desde el amanecer. Lexi Thompson y Megan Khang derrotaron 2&1 a Maja Stark y Linn Grant, y los otros choques llegaron al hoyo 18 con las estadounidenses por delante, frías para conservar su renta: Danielle Kang y Andrea Lee por 1 arriba a Céline Boutier y Georgia Hall, mismo registro que Nelly Korda y Allisen Corpuz ante Leona Maguire y Anna Nordqvist. Ni siquiera funcionó en Europa esta última pareja, la que parecía más sólida, pese a la conmovedora resistencia de la irlandesa Maguire en los putts de final de la ronda.

El 0-4 fue un bofetón para el equipo que capitanea Suzann Pettersen, que en ese primer baile dejó en el banquillo a Carlota Ciganda, única española en el torneo. Las estadounidenses se permitieron darle descanso a la número dos del mundo, Lilia Vu. Europa sacó su artillería, pero incluso en la modalidad que exige una mayor compenetración, su supuesto punto fuerte, no dijo ni mu, sin opciones, siempre a remolque. Las golfistas de EEUU leyeron mejor unos greens que son una trampa por su caídas, una de las claves para triunfar en esta Solheim. La tabla se inundó del color rojo estadounidense.

Con los ánimos por los suelos, Europa debía rearmarse psicológicamente. Y ahí entró en juego Carlota Ciganda para alistarse en los fourballs de la tarde y arrancar la remontada. La navarra convirtió un birdie en el primer hoyo, apretó el puño y contagió de energía al público y a sus compañeras. Fue la chispa que prendió una reacción. Su alianza con Linn Grant coleccionó otro golpe ganador en el par cinco del hoyo 4 y las europeas mandaron ya por dos hoyos de ventaja. El viento había entrado en juego y los duelos mantuvieron una gran igualdad. Pero donde antes sacaba la cabeza Estados Unidos ahora se aupaba Europa.

Por el camino, algunos grandes golpes, como un hoyo en uno de la danesa Emily Pedersen en el 12. Gemma Dryburgh y Madelene Sagstrom cazaron un empate ante Rose Zhang y Megan Khang, el primer medio punto para las locales. Leona Maguire, con un gran putt de birdie en el 18, y Georgia Hall vencieron 1 arriba a Lexi Thompson y Lilia Vu, otra pareja de acero. Carlota Ciganda y Linn Grant se impusieron 4&2 a Angel Yin y Ally Ewing. Y Emily Pedersen y Maja Stark arañaron otra igualada ante Jennifer Kupcho y Allisen Corpuz. Es decir, ninguna victoria estadounidense por la tarde. Europa sobrevivía.

Los resultados de la primera jornada de la Solheim Cup.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.