jueves, julio 25

España: La deuda pública de España cae por debajo de la francesa por primera vez desde 2012 | Economía

La deuda pública retrocedió hasta el 111,2% del PIB en el segundo trimestre del año, un resultado que está dos puntos por debajo de lo calculado inicialmente y muy cerca del objetivo de cierre que tiene el Gobierno para el conjunto del ejercicio, del 110%. El dato, que ha actualizado este viernes el Banco de España y que el Gobierno ha celebrado, está muy marcado por la revisión al alza de la economía española que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace unas dos semanas, que ha funcionado como un bálsamo en la reducción de la ratio deuda/PIB. Tanto que la tasa de pasivo de España ya queda por debajo de la francesa (111,8%), algo que no ocurría desde 2012, según la serie estadística de Eurostat. En volumen, sin embargo, la deuda española sigue batiendo récord: escaló hasta los 1,57 billones de euros en junio.

El cálculo inicial del supervisor bancario apuntaba a una tasa de deuda en la primera mitad del año del 113,1% del PIB. Sin embargo, la revisión del INE de la contabilidad anual determinó que la economía creció de forma más vigorosa en los últimos ejercicios de lo inicialmente calculado. En total, el PIB ha ganado 1,3 puntos en términos reales: en 2021 avanzó nueve décimas más de lo previsto, hasta el 6,4%, mientras que en 2022 la mejora fue de tres décimas, hasta el 5,8%. También de cara a los dos primeros trimestres de este año ha habido una mejora, en ambos casos de una décima, hasta el 0,6% y el 0,5%, respectivamente.

La revisión al alza del PIB ha logrado reducir la tasa de deuda, ya que el tamaño de la economía es el denominador de la ecuación y, a más volumen, menor es la ratio resultante. Y, aunque es cierto que las marcas de los dos primeros trimestres de 2023 suponen una desaceleración con respecto al ritmo de crecimiento anterior —a su vez dopado por el rebote de la actividad tras el batacazo de la pandemia—, a la vez indican que España crece por encima de la media de su entorno, que está estancada.

“La buena gestión fiscal y la fuerte recuperación de la economía española que se mantiene en 2023 van a permitir una fuerte reducción de la ratio deuda/PIB este año, mayor de la prevista, y cerrar por debajo del 110% del PIB”, ha señalado el Ministerio de Asuntos Económicos en una nota publicada este viernes. “De esta forma se adelantan los objetivos fiscales fijados en el Programa de Estabilidad, avalados por la Comisión Europea. En 2022, ya se logró una reducción récord de la ratio de deuda pública de cinco puntos porcentuales en un año”.

La Autoridad Fiscal (Airef) publicaba este mismo jueves un análisis sobre la evolución de la deuda pública, en el que estimaba que, tras la revisión del INE, el pasivo alcanzaría a cierre de año una tasa comprendida entre el 108% y el 109%, mejorando las proyecciones del Gobierno. “La reciente revisión de 22.997 millones de euros del nivel del PIB realizada por el INE ha supuesto una reducción de 1,84 puntos de la ratio como efecto de un mayor denominador. Del total, 1,4 puntos se deben a la revisión del PIB del año 2021″, detallaba el informe.

El organismo recuerda que la ratio de deuda del conjunto de las Administraciones lleva bajando ocho trimestres seguidos y que está 14 puntos por debajo del máximo alcanzado en marzo de 2021 (125,2%). “La corrección del déficit público, el rebote de la actividad y la inflación han logrado corregir aproximadamente la mitad del incremento provocado por la pandemia”, añade la institución, que prevé que el crecimiento del PIB continuará siendo el motor de reducción de la tasa de pasivo.

La actualización del supervisor bancario también aleja algo a España de los países más endeudados de la zona euro, como Grecia e Italia —pasivos superan con creces el 140% del PIB—. “Es pronto para decir si España sale del club de los países más endeudados. Es verdad que están muy por encima Italia, que tiene un problema de déficit (…), o Grecia. Creo que donde podemos mejorar es con respecto a Francia”, señala Raymond Torres, director de Coyuntura Económica del centro de análisis Funcas. Aunque alerta: “A partir del segundo trimestre va a ser más difícil que baje mucho la deuda. No es totalmente descartable que alcance el 110% del PIB [a finales de año], pero más allá va a ser complicado. La economía se está desacelerando; la recaudación ya no crece como el año pasado y el efecto de la inflación ya va a ser mucho menor. Con todo, creo que tenemos una oportunidad. La clave va a estar en los próximos Presupuestos Generales del Estado y en el Plan Presupuestario”.

Todas las Administraciones elevan su pasivo en millones

Todos los subsectores de las Administraciones Públicas experimentaron un crecimiento de sus pasivos en términos absolutos. El saldo de la deuda de la Administración Central alcanzó 1,42 billones en junio de 2023, lo que representa el 100,7% del PIB. El crecimiento en términos interanuales en el segundo trimestre ha sido del 7,1%, aunque en ratio sobre el PIB se ha registrado un descenso de más de un punto. Por su parte, el saldo de deuda de las Administraciones de la Seguridad Social escaló hasta 106.000 millones, un 7,5% del PIB, con un crecimiento interanual del 7%.

Las comunidades autónomas también engrosaron sus números rojos. Su deuda avanzó hasta 327.000 millones de euros en junio de 2023, un récord en volumen —no en ratio sobre el PIB— y equivalente al 23,2% del PIB, con un aumento interanual del 3,4%. El pasivo de las corporaciones locales fue el que menos creció. Se situó en 24.000 millones en el segundo trimestre de 2023, lo que representa un 1,7% del PIB y supone un 0,8% más que el saldo registrado un año antes.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO