lunes, julio 22

Las herramientas de IA que pueden cambiar los negocios | Estar donde estés

El desarrollo de la inteligencia artificial (IA) tiene muchos más años de lo que su actual popularidad puede presuponer. Pero, aunque lleva décadas en la sociedad, desde su concepción en los años 50, su irrupción generalizada, incluyendo el mundo empresarial, es aún incipiente. El informe Uso de inteligencia artificial y big data en las empresas en España 2022, publicado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI) en marzo, cifró en solo un 11,8% las empresas españolas que utilizan este tipo de innovaciones. No obstante, este documento recogía un ligero crecimiento respecto al ejercicio anterior, lo que indica que cada vez más compañías adoptan estas herramientas por el potencial transformador para sus negocios. “Puede que con la IA estemos ante las puertas de uno de los incrementos de productividad más grandes de la historia, comparable a la llegada de los ordenadores o la electricidad”, afirma Francisco Hernández, director de operaciones de Substrate AI, una empresa valenciana de IA, que participará en el webinar ¿Cómo puede mejorar la IA mi empresa? Descúbrelo a través de casos de uso reales, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell.

Apúntese al ‘webinar’

A pesar de que el uso de la IA en las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas ha sido “históricamente muy limitado”, según Hernández, la tendencia está empezando a cambiar. Principalmente, porque las herramientas son “cada vez más asequibles”. Ya no es necesario una inversión masiva. “Hay opciones que permiten a las pymes empezar con cantidades modestas”, coincide Luis Echavarri, director de Analítica e IA de Banco Sabadell, que también participará en el webinar.

Echavarri destaca algunas áreas en las que la IA puede ser especialmente útil para las empresas: la gestión de pedidos e inventarios, la atención al cliente, las tareas de marketing o para el desarrollo de nuevos productos. Algo en lo que coincide Almudena Ruiz Iniesta, directora del máster en Inteligencia Artificial de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), que apunta algo más. “También sirve para la automatización de tareas, la agilización de las operaciones internas y la mejora de la toma de decisiones gracias a la predicción de las tendencias del mercado”, detalla. “Permite conocer más al cliente, saber cuál va a ser su comportamiento y cómo se puede vender más”, apunta por su parte Marc Bara, profesor del máster de Innovación Tecnológica de OBS Business School.

Los expertos coinciden en recomendar las siguientes soluciones de IA que las pymes podrían comenzar a implementar para delegar algunas tareas de sus negocios:

1. ChatGPT: el más popular

ChatGPT es el instrumento más conocido y extendido. Se trata de una IA generativa, lo que significa que es capaz de elaborar contenido a partir de instrucciones de texto. Es un tipo de herramienta conocida como chatbot: un cliente puede abrir una conversación para preguntar cualquier duda y este software ofrece una respuesta en cuestión de segundos. “Es muy útil si tengo un pequeño e-commerce o una empresa con canales digitales, ya que podría tener sistemas de recomendación, como hace Netflix”, detalla Bara.

Desarrollada por la empresa OpenAI, ChatGPT cuenta con una versión gratuita y otra por 20 dólares al mes (18,98 euros al mes), que permite a sus usuarios disponer de las nuevas actualizaciones que incorpore ChatGPT antes que los usuarios con la suscripción gratuita. “Va a ser muy fácil y muy barato tener un chatbot”, añade el profesor de OBS Business School.

Para Hernández, las ventajas de herramientas como ChatGPT son variadas. Por ejemplo, en la atención al cliente pueden servir para manejar consultas, “liberando al equipo humano para abordar problemas más complejos”. Algo que no solo mejora la eficiencia, sino que también “eleva la experiencia del consumidor proporcionándole respuestas más rápidas y precisas”.

2. Copilot, el ChatGPT de Microsoft

El éxito de ChatGPT ha propiciado que las grandes tecnológicas quieran replicarlo con productos similares. Microsoft anunció hace unas semanas que el próximo 1 de noviembre lanzará su solución de IA, Copilot. Esta herramienta funcionará como una aplicación más dentro del paquete Microsoft 365, que se puede contratar desde 69 euros anuales. “Esto es un bombazo, que en un documento de Word redactes una frase y le ordenes que te escriba un párrafo sobre eso”, valora Bara. “Algunas de las soluciones de Microsoft 365 están evolucionando y comienzan a incorporar funcionalidades de IA, permitiendo que todas las empresas, en mayor o menor medida, puedan empezar a explorar y sacar partido”, dice Echavarri.

3. Google Workspace: una variedad de funcionalidades

Otra de las alternativas para las pymes es acudir a la oferta de productos de IA del otro gigante tecnológico global, Google. Entre sus herramientas cuenta con un amplio número de soluciones que pueden emplearse en tareas como servicios de consultoría o en publicidad. Instrumentos como Video AI y Vision AI permiten la generación de imágenes o vídeos para promocionar productos. Contact Center AI aumenta la eficiencia operativa de los centros de llamadas.

“Estas herramientas no solo potencian la productividad individual, sino que también establecen una base sólida para la incorporación de tecnologías avanzadas”, explica Hernández. Su accesibilidad las convierte en “opciones ideales” para empresas en crecimiento que busquen “optimizar sus operaciones y mejorar la toma de decisiones estratégicas”.

4. ‘Software’ CRM y ERP: el corazón de todo negocio

Muchas empresas están usando ya la IA sin ser conscientes. “Hay un conjunto de herramientas cuyas tripas ya aprovechan la IA”, detalla Bara. Se refiere a los CRM (siglas de customer relationship management), el sistema que gestiona las relaciones con los clientes, y los ERP (enterprise resource planning), que sirven para planificar toda la actividad diaria de una empresa y tareas como la contabilidad o la gestión de proyectos.

Existen cuatro tipos de CRM según sus funcionalidades: operacional, diseñado para mejorar los procesos con los clientes; analítico, para almacenar y gestionar sus datos; colaborativo, que integra las estrategias de distintas áreas de una compañía; y estratégico, pensado para retener al mayor número de clientes. HubSpot, noCRM.io, Zendesk, Salesforce o Agile CRM son algunas de las herramientas más usadas por las pymes, cuyos precios varían entre los 12 euros mensuales hasta alrededor de 300 euros, aunque todos incluyen una versión de prueba gratuita de 30 días.

En cuanto a los ERP, las soluciones más extendidas son Oracle Fusion Cloud, SAP Business One y Holded. “Los algoritmos de IA pueden automatizar tareas administrativas rutinarias. Además, los sistemas de aprendizaje automático como estos pueden analizar grandes volúmenes de datos para identificar tendencias y patrones, lo que facilita la toma de decisiones más informadas”, apunta Hernández.

Antes de implementar cualquier herramienta de IA, puede ser útil contar con el asesoramiento de un experto, como el gestor del banco, especializado en este ámbito, que puede resolver cualquier duda que tengan los responsables de una empresa y les guiará sobre qué es lo que más conviene a su negocio.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO