martes, julio 23

Lista de Montse Tomé: Imposición disfrazada de protección | Fútbol | Deportes

La era de Montse Tomé al frente de la selección española de fútbol no ha empezado con buen pie y el incendio que existe en el seno de la Real Federación Española de Fútbol no ha hecho más que propagarse. Es imposible que arranque bien esta nueva etapa cuando impones y obligas a los demás a hacer algo que no quieren hacer y en lo que no creen. Y cuando parecía que el bochorno no podía ser mayor, llega la realidad y siempre te sorprende.

Digamos que intentar extinguir el fuego con gasolina no es la mejor idea posible. La lista para los dos próximos encuentros de la Nations League, que debería haber hecho oficial la nueva seleccionadora el pasado viernes, se pospuso al lunes y en ella aparecieron 15 de las 23 campeonas del mundo. De esas jugadoras convocadas, 19 firmaron un comunicado en el que mostraron su disconformidad a la RFEF y en el que anunciaron que renunciaban a ir convocadas.

No eran seleccionables pese a la amenaza del presidente del Consejo Superior de Deportes, Víctor Francos: “Estamos a favor de las jugadoras, pero la ley es la ley”. Pocas horas antes, Francos había dicho que aún espera “cambios estructurales y profundos” en la Real Federación Española de Fútbol. “Le he dicho claramente al presidente [Pedro] Rocha que si no se dan esos cambios profundos y estructurales no habrá una buena salida. Tampoco puedo hablar por las jugadoras. Sus exigencias deben ponerlas ellas”. Su táctica, llamar a las capitanas para intentar convencerlas de que se concentraran. Las promesas como arma de persuasión.

Rueda de prensa y convocatoria de la nueva seleccionadora de la selección española femenil además futbol, Montse Tome y la presencia de su nuevo cuerpo técnico y el presidente Pedro RochaFoto: INMA FLORES | Vídeo: EPV

La primera lista de Tomé no fue hecha ni mucho menos desde el consenso, sino desde la imposición, el desafío a las jugadoras y las promesas por escrito. Lo que se conoce como una lista de órdago. En ella, además, destacó la ausencia de Jenni Hermoso “para protegerla”, en palabras de Montse Tomé. A lo que la futbolista ha respondido con un comunicado en el que señala las incongruencias, una vez más, de la Federación: “Llevamos semanas, meses, buscando esa protección que dentro de la misma RFEF no hemos podido encontrar. Las mismas personas que nos piden confianza son las que hoy lanzan una lista con jugadoras que han pedido ser NO convocadas”.

En el escrito emitido por Hermoso también se destaca la contradicción que sigue existiendo en el seno de la Federación que, por un lado, asegura a las jugadoras un ambiente seguro, pero que, por el otro, no convocan a la madrileña para protegerla. ¿En qué quedamos?

La situación es surrealista y dantesca. No hay más que ver las caras de las jugadoras que se han visto obligadas a acudir a la convocatoria de la selección (las caras, Juan). Y por si a alguien le queda alguna duda sobre esta interpretación, pocas quedan después de escuchar a Misa respondiendo con un “no” rotundo a la pregunta de si está contenta de estar en la convocatoria de Montse Tomé. Las caras eran un reflejo de la bochornosa situación por la que tienen que pasar las jugadoras. No eran las caras de las campeonas del mundo, pero no les ha quedado otra, legalmente tienen que presentarse. Pero el problema es que se quejan por todo, ¿no?

“Es otra estrategia de división y manipulación para intimidar y amenazarnos”. Es otra de las frases que reza en el comunicado de Jenni Hermoso. Esta lista no es una convocatoria, es una imposición. Y lo más triste de todo es que no se dan cuenta de que las campeonas del mundo, las mejores del planeta, no quieren estar en esa lista.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites