sábado, abril 13

Pronovias saneó 310 millones del balance antes de pasar a manos de los fondos | Empresas

Pronovias, el gigante español de la moda nupcial, pasó este año a manos de sus acreedores después de acometer un profundo saneamiento en parte de su balance. Algo que llevó a la compañía a registrar una pérdida neta consolidada de 326 millones de euros al cierre del ejercicio 2022.

Unos abultados números rojos que fueron provocados después de acometer una serie de deterioros que alcanzaron los 310 millones de euros. La memoria financiera que Catiberia Acquisition Holdco, sociedad que consolida toda la actividad del grupo, ha depositado en el Registro Mercantil, detalla que esos deterioros se ejecutaron sobre sus activos intangibles. La mayor parte, 226 millones, sobre su fondo de comercio. Otros 22,1 millones sobre su cartera de clientes, por el “incumplimiento de expectativas previstas de rápida recuperación”, y 61,6 de deterioros de la propiedad industrial.

Pronovias explica que, para calcular esas minusvalías, consideró “el impacto que la pandemia de Covid-19 ha generado en la industria en la que opera el grupo y que ha llevado a cambios en el comportamiento de los clientes del grupo, especialmente en el sector mayorista, que se han centrado en la gestión de su caja, trasladando una presión adicional sobre la cadena de suministro y la gestión de inventario”. Por ello, dice, la “dirección ha elaborado unas proyecciones para los próximos años prudentes, en las que prevé un menor crecimiento, pero sostenido”.

La pandemia ha supuesto un importante agujero para la compañía, propiedad de BC Partners hasta este año. De hecho, pese a que los ingresos crecieron un 52% y llegaron a 149 millones en 2022, estos seguían por debajo de las cifras pre-Covid.

Entre 2020 y 2022, Catiberia ha acumulado unas pérdidas de casi 450 millones de euros. Si se toman los datos desde la adquisición por parte de BC Partners en 2017, los números rojos desde entonces superon los 500 millones de euros, casi lo mismo que el fondo pagó por la empresa al empresario catalán Alberto Palatchi.

Nueva etapa

Desde finales del año pasado, los acreedores, encabezados por Bain, empezaron a inyectar liquidez en la compañía para que esta pudiese continuar con su operativa. En 2022 fueron un total de 13,3 millones en concepto de “financiación interina”.

En diciembre, BC Parnters llegó a un acuerdo con Bain y MV Credit para rescatar la firma, con el que estas tomaban el control accionarial a cambio de una reducción de la deuda de casi un 70%. Estos, además, aportaron de forma inmediata 188 millones a través de un crédito que se utilizó para liquidar la deuda bancaria, y que capitalizaron.

Las distintas inyecciones de capital han permitido a Pronovias esquivar la causa de disolución, ya que su patrimonio neto había quedado en una cifra negativa de 103,7 millones de euros a 31 de diciembre. Tras la reestructuración, formalizada el 5 de abril, los fondos propios se incrementaron en 233 millones, y la deuda con terceros se había reducido en 218 millones.

Bain es ahora el accionista mayoritario del grupo con más de un 70% de las acciones. En mayo, este nombró un nuevo consejero delegado, Marc Calabia, procedente de Tendam. Este trabaja ahora en el nuevo plan estratégico que presentará en los próximos meses.

Consultada por este periodico, fuentes de Pronovias explicaron que esté año ha iniciado “una nueva etapa de transformación y consolidación de su liderazgo en la industria global de la moda nupcial, además de una nueva estrategia donde se están trabajando las nuevas bases para los retos del futuro”. Entre ellos, apunta a la expansión en nuevos mercados como “uno de los planes y retos estratégicos que se llevarán a cabo”, con los que espera tener “una evolución progresiva en los próximos años”.

Ebitda positivo, la buena noticia

Resultado.  Una de las pocas cifras alentadoras que deja la memoria  consolidada del grupo Pronovias es que pudo cerrar el ejercicio 2022 con un ebitda positivo de 23 millones de euros, superior a los 4,9 del año anterior. La compañía describe que durante el año siguió apostando por una “política de ahorro de costes”, aplicando reducciónes del 17% en gastos de personal respecto a 2021 por “la centralización de recursos”, y del 21% en “otros gastos operativos” como consecuencia de la reducción de “campañas de márketing, servicios de profesionales independientes y otros gastos variables asociados a la disminución de la cifra de negocios”. 
Ventas. En cuanto a los ingresos, los vestidos de novia generaron el 95% de la facturación, con 141,2 millones de euros. El resto correspondió a complementos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_